Establece un ambiente cómodo que invite a la relajación y al rejuvenecimiento.

Una casa debe ser algo más que un lugar donde vivir. También debe ser un refugio, un lugar en el que te sientas relajado y nutrido. Con demasiada frecuencia, sin embargo, nuestras casas juegan un papel más superficial. A veces, incluso causan estrés, nos enfrentamos con recuerdos de cosas que hay que hacer tan pronto entramos por la puerta. ¿Cómo podemos dirigir nuestros hogares hacia costas más acogedoras? Prueba estas ideas para mejorar el estado de ánimo y consejos de limpieza para añadir comodidad y mantener las preocupaciones lejos.

Trabaja con las estaciones

Permite que tu casa refleje la época del año y se sentirá más agradable y nutritiva. En el invierno, pon cortinas pesadas que se puedan cerrar para mantener el calor, luego, enciende velas y, si es posible, fuego para crear un sentido de intimidad y protección.

En los meses más cálidos, abre las ventanas para que puedas oír los pájaros, cuelga cortinas de gasa para permitir que el calor y la luz entre a tu hogar y no olvides decorar tus habitaciones con flores.

Obtén luz

Una buena iluminación puede cambiar el estado de ánimo de una habitación y ayuda a que funcione mejor. Hazlo bien, cualquier espacio puede sentirse como un oasis acogedor. Asegúrate de añadir mucha luz, las velas son buenas para esto.

Escucha

Se trate de un documental de radio o el sonido de tu banda favorita a todo volumen, el sonido juega un papel fundamental en tu hogar, así que sintoniza y relájate.

Tiende tu cama cada mañana

Solo el look de una cama bien tendida cuando regresas a casa después de un día ajetreado puede ayudar a relajarte. Así que si no tienes nada que hacer antes de salir de tu casa, tiende tu cama

Oculta trabajo

Si trabajas desde tu casa, pero tu escritorio es parte de un gran salón de usos múltiples, asegúrate de ocultar tu equipo al final del día para darte un descanso mental. Haz lo mismo con cualquier documento que no hayas revisado todavía.

Introduce algún aroma

Transforma tu hogar en un espacio que suavice y nutra. El aroma nos puede ayudar a relajarnos y a asociar lugares que amamos, trayéndonos buenos recuerdos.

Trata de variar el aroma con las estaciones, elige algo almizcle amaderado en las noches frías, luego cambia por algo más cítrico y floral durante los días más cálidos.

Elige la limpieza por encima del estilo

No importa si tu hogar no está listo para una sesión de fotos, siempre será tu lugar especial. Para ayudarte a hacer de él un refugio, céntrate en mantenerlo limpio y ordenado. Una casa ordenada siempre lucirá relajante, incluso un espacio lleno de piezas de moda no se sentirá como un refugio si todo está desordenado y sucio.

Invierte en un cobertor

Un cobertor transforma un sofá para sentarse en un lugar maravilloso para recostarse. Invita a tus hijos, mascotas o a tu pareja a recostarse usando el cobertor, luego olvídate de todo lo demás mientras comparten juntos.

Agrega flores frescas y plantas

Un poco de vegetación puede darle un punto focal impresionante a tu hogar. El cuidado de una planta de interior y hecho de verla crecer puede ser satisfactorio y contribuirá con un sentido especial de bienestar.

Hazlo personal

Poner fotos familiares y amueblar tu hogar con objetos que pasan de generación en generación le dará personalidad a tu casa y te ayudará a sentirte como en tu refugio personal. Añade piezas compradas en vacaciones y artículos con una historia detrás de ellos, traerán más alma a tu espacio.

Dinos cómo harías de tu hogar  un refugio. Comparte tus ideas y tips en los comentarios.

Traducido y adaptado de houzz.com